Llegan los Wereable

¿Quién narices queda en nuestro país, que no tenga internet? Ya no digo tener una línea ADSL en casa, ya que hay muchos que no han podido acceder a ella por cuestiones varias. Pero…¿e interner movil? Conozco a un par de personas de mi entorno que se aferran a la idea de que un teléfono móvil es para lo que su propio nombre indica. Para llamar. Nada más y nada menos que para marcar el númerito de teléfono, hablar con la otra persona, y guardarse el aparato en el bolsillo hasta nuevo aviso. Nada de comprobar notificaciones, mirar el mapa, consultar alguna duda con el navegador, chatear por whatsapp o Telegram, actualizar nuestro perfil, etc. ¿Qué demonios es todo eso? Deben preguntarse mis dos amigos y todos los que aun se resisten al paso a un smartphone. Bueno, todo eso se llama evolución, evolución hacia una vida más conectada, donde cada vez más, dependemos de poder conectarnos a una red y poder tener a nuestra disposición todo lo que deseemos. Es por ello por lo que quizás, la palabra «teléfono móvil» esté perdiendo poco a poco el protagonismo por otras más de moda, como teléfono inteligente o smartphone.

Hoy, para añadir un poco más de picante al plato, como si no tuviéramos suficiente con nuestro inseparable móvil, el cual nos recuerda su presencia en nuestro bolsillo constantemente con notificaciones varias, se añade un nuevo integrante a la familia. Un compañero que quizás en el futuro, será más inseparable de lo que lo ha sido hasta ahora nuestro smartphone. Si amigos, para los despistados que no hayan leído el título de la entrada, hablo de los wereables, conjunción de letras que muchos no le encontrarán sentido, pero que significa «llevable», algo que llevamos siempre encima de nosotros. Ale, no teníamos suficiente con que los teléfonos fueran haciéndose más grandes y nos fueran bajando los pantalones poco a poco debido a su insultante peso, a que ahora encima nos añaden otro cacharrito encima. ¿Estamos locos? Para nada, aplaudo la expansión de este nuevo segmento, y ahora os explicaré de que se trata y qué ventajas pueden añadirnos en nuestro día a día.

Were…¿¿que??

Que si, que la palabra se las trae, pero es algo muy sencillo de explicar. Imaginaros todo lo que consultáis en vuestro teléfono. Que si mails, escuchar música, responder una notificación del pesado de clase, comprobar vuestro progreso en una de las decenas de aplicaciones de deporte que hay, etc. Vale, pues todo eso, trasladarlo a una pulsera o reloj que siempre lleváis puesto en la muñeca. ¿Mola, eh? Pues si, porqué todas estas acciones que hacemos sacando nuestro smartphone del bolsillo, ahora pueden ser consultadas únicamente girando la cabeza hacia nuestra muñeca, donde una pequeña pantalla nos informará mediante pocos gestos o incluso con el uso de voz, de todas estas acciones tan rutinarias. Rápido y sencillo, ¿verdad?

Smartwatch de LG de estilo clásico
Smartwatch de LG de estilo clásico

Por si lo escrito en el párrafo anterior se os ha olvidado (es probable, si lo estáis leyendo de buena mañana os recomiendo un café, y si es al mediodía, una siestecilla y luego nos volvemos a ver, ¿de acuerdo?), la principal ventaja que tienen estas pulseras y relojes inteligentes son que toda la información la tenemos centralizada en nuestra muñeca, pudiendo consultar todo lo que buscamos diariamente, de forma rápida y muy visual. Y digo ésto último debido a que Google y Apple, las dos compañías que más están apostando en este momento por el fenómeno de lo vestible, están adaptando sus sistemas operativos para que la experiencia sea más directa, más clara, más concisa, si cabe. Es decir, pongámos un ejemplo. Estás conduciendo, tu coche es algo arcaico y no te ha dado la gana de comprarte un GPS. Bien, no voy a prejuzgar a nadie, así que sigamos. Tampoco te vas a poner en medio de la autopista a consultar el mapa (si has pensado en hacerlo, prefiero que no me sigas, eres un peligro público y me das miedo), así que o bien activas las indicaciones por voz con tu smartphone, u otra forma fácil de guiarte es mirando tu muñeca, la cual la tendrás en tu linea de visión, donde flechas y otras indicaciones irán saliendo en la pequeña pantalla facilitándote la tarea de moverte en tu día a día.

Si el ejemplo dado no os sirve, extrapolar el caso anterior con Spotify, por ejemplo. Supongo que todos conoceréis este servicio de música. En caso contrario, os invito a que busquéis de que se trata, ya que no tengo ganas de explicar aquí lo que es. Bien, volviendo al caso, imaginaros que estáis practicando running. Os habéis comprado unos cascos bluetooth muy chulos, y estáis escuchando Coldplay. Pero la canción que suena no os acaba de gustar. Pues nada, tan fácil como desde el propio reloj, sin tener que cambiar la canción con el teléfono (o desde los auriculares, cosa que muchos llevan selección de pista), podréis pasar a la siguiente canción del albúm.

Samsung Gear Fit
Samsung Gear Fit

Como veis, son muchas las acciones que desde el propio wereable podremos hacer sin tener que sacar nuestro teléfono de su madriguera. Y quizás es por ello, por lo que este segmento está en pleno auge y este 2014, ha sido al fin el año de su expansión total. Samsung, LG, Sony, Motorola y otras como Apple, Pebble (mediante Kickstarter) se han subido al carro del que se creé, será el próximo gadget de deseo. Ese que todos querremos tener. Yo quiero uno, pero aun no sé por cuál me decidiré. Mientras tanto, aquí seguiré, con mi ladrillo en el bolsillo, consultando mis mails como un neandertal. Espera, ¿no era un hombre evolucionado al tener un smartphone? Ya no hijo, ¡ahora se llevan los wereables!

Un comentario en “Llegan los Wereable”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s