Análisis FIT BIT FLEX.

El culto al cuerpo ha sido algo que los Griegos inventaron y parece que llegó para quedarse. A todos nos gusta vernos frente al espejo y ver en él un cuerpo esbelto, tonificado, libre de pelos (las mujeres sobretodo) y si puede ser, moreno. Sin embargo, en la actualidad existen diversas cosas que nos complican el conseguir este cuerpo ideal. ¿Cuáles? La comida rápida, la televisión, el transporte, los ascensores, etc. Si, a todos ellos les guardamos una gran estima, nos facilitan muchas cosas y en el caso de la comida, sabe muy bien. Pero como aquí estamos hablando de que lo que queremos es vernos con un cuerpo de infarto, todo lo expuesto aquí hace que llegar a ese punto sea complicado, muy complicado.

Por suerte, hay empresas que se dedican a velar por nuestra salud (ya me gustaría creer que lo hacen con esos fines en mente), y lo demuestran presentando una serie de gadgets llamados cuantificadores personales. Estos, cuya presentación puede ser en forma de pulsera o reloj inteligente (si, un smartwatch), van analizando continuamente todos nuestros movimientos traduciéndolos mediante una serie de gráficas y distintos dibujos que se muestran o bien en la pantalla de nuestro ordenador, en nuestro smartphone o tablet, o incluso esos que poseen una pequeña pantalla como el Samsung Gear S o el LG G Watch R, pueden darnos la información sobre nuestra actividad en el mismo instante.

La Fit Bit Flex presentada en varios de los colores con los que puede ser comprada.
La Fit Bit Flex presentada en varios de los colores con los que puede ser comprada.

Hoy os hablaré sobre una pulsera cuantificadora que llevo usando desde hace más o menos cuatro meses y que ha cambiado mi forma de ver la vida. Acompañarme y descubrir la manera de divertiros con algo tan simple como dar unos pasos diariamente.

  • Presentando FIT BIT FLEX

Fit Bit Flex es una sencilla pulsera de silicona que lleva en su interior un pequeño sensor donde se aglomeran todos los mecanismos que ayudan a cuantificar nuestra actividad. Lo curioso del caso, es que este sensor puede extraerse de la pulsera, siendo este no más grande que una judía. Gracias a ello, podemos cargarlo en una base propia que conectada en el USB del ordenador, permitirá que nuestra Fit Bit Flex dure alrededor de unos 5-6 días, algo que he podido verificar tras estos meses de uso.

Pequeño sensor que traducirá todos nuestros movimientos a lo largo del día. Puede extraerse para su carga.
Pequeño sensor que traducirá todos nuestros movimientos a lo largo del día. Puede extraerse para su carga.

La principal causa de que la autonomía del sensor sea tan elevada, se debe a que esta pulsera cuantificadora no cuenta con pantalla alguna. Únicamente está equipada por una fila de cinco leds blancos los cuáles nos irán informando de nuestro progreso diario mediante su iluminación progresiva. Estos siempre estarán apagados, salvo cuando efectuemos una doble pulsación sobre la base de la pulsera, momento en el que se encenderán la cantidad de leds correspondiente a la cantidad de pasos que hayamos hecho hasta ese momento.

Con una doble pulsación sobre la Flex, se iluminarán los leds que nos informarán de nuestro progreso.
Con una doble pulsación sobre la Flex, se iluminarán los leds que nos informarán de nuestro progreso.

Muchos os estaréis preguntando cómo demonios puede una hilera de cinco pequeñas luces informarnos de nuestra actividad. Bien, en realidad es algo muy sencillo y que personalmente, considero muy acertado. Digamos que nos proponemos caminar al día unos 10 kilómetros de distancia. Para ello, nuestra pulsera dividirá este objetivo entre los cinco leds, siendo cada uno de ellos un 20% del total. Es decir, cada led iluminado en nuestra Flex representará un 20% de nuestro objetivo diario, por lo que cuando veamos que se encienden dos luces blancas, la pulsera nos estará informando de que ya llevamos un 40% del camino hecho, es decir, 4 kilómetros de los 10 que nos hemos marcado. Cuando el número de leds encendidos sea 3, llevaremos ya un 60% del objetivo completado, osease 6 kilómetros. Y si seguimos caminando, veremos como se irán encendiendo el cuarto y quinto led, los cuales nos informarán de que hemos cumplido el 80% y el 100%, respectivamente.

OBJETIVO DIARIO -> 10 KILÓMETROS

1 led equivale a un 20% del objetivo diario -> 2 kilómetros

2 leds equivalen a un 40% del objetivo diario -> 4 kilómetros

3 leds equivalen a un 60% del objetivo diario -> 6 kilómetros

4 leds equivalen a un 80% del objetivo diario -> 8 kilómetros

5 leds equivalen a un 100% del objetivo diario -> 10 kilómetros

Como podéis ver en el ejemplo que hay justo encima de este párrafo, Fit Bit ha conseguido que con cinco pequeños leds, se consiga dar la información suficiente como para hacernos una idea de cómo estamos cumpliendo nuestra meta diaria. Creo que es una muy buena forma de conseguir que la autonomía no se resienta, y todo ello sin abandonar al usuario, el cual es informado de manera muy visual y directa, logrando un pique constante con tal de lograr el objetivo propuesto.

La Flex también cuenta con un medidor de  sueño. Activando el modo pulsando varias veces sobre la pulsera, el cuantificador medirá nuestra calidad de sueño. Podremos comprobar las horas que hemos dormido realmente, cuantas interrupciones han habido a lo largo de la noche y algún que otro dato que nos ayudará a complementar la información dada por el cuantificador a lo largo de la jornada.

Cómo FitBit mide la calidad de nuestro sueño
Cómo FitBit mide la calidad de nuestro sueño

Para aquellos que sean muy meticulosos y les guste llevarlo todo controlado, mediante la aplicación de FitBit o desde la propia web habilitada para ello, podremos escribir un diario personal que irá asociado a nuestra cuenta, podremos añadir los registros de glucosa en sangre para comprobar cómo estos han ido variando con el tiempo, e incluso podremos ayudar a FitBit Flex a llevar un mejor registro de nuestro actividad mediante la inclusión de lo que comemos, los vasos de agua que tomamos cada día y evidentemente, el peso que tenemos y el objetivo al que queremos llegar. (si es que lo tenemos)

  • Diseño de FIT BIT FLEX

La estética de la Flex es excesivamente anodina. Es decir, no llamará para nada la atención debido a que su forma y diseño son las típicas que os podéis encontrar en cualquier pulsera de silicona. Es por ello por lo que gracias a su diseño simple, no levantará pasiones, pero tampoco encontrará detractores. Quizás los típicos que quieren alardear o llamar la atención de los demás, no podrán hacerlo con Flex, pero si no eres de esos que quieren estar todo el día mostrando su pulserita a la gente, Fit Bit Flex se adapta a ti.

La pulsera no llama demasiado la atención, siendo a su vez muy cómoda de llevar.
La pulsera no llama demasiado la atención, siendo a su vez muy cómoda de llevar.

Yo tengo la pulsera en color negro, la más elegante para mi gusto, y también la que llama menos la atención. No obstante, también existen colores como el azul pizarra,mandarina, azul oscuro, violeta, rosa, rojo y muchos más que ayudarán a que la gente pueda identificarse algo más con su cuantificador.

El cierre de la pulsera es quizás lo que menos me ha gustado, y no porqué no sea úlil o no cumpla su función, si no más bien por la dificultad a la hora de cerrarla alrededor de nuestra muñeca. Este mecanismo consta de dos salientes que se encajan en dos de las aperturas que hay a lo largo de la pulsera. Una vez conseguimos encajar ambos extremos, la Flex queda bien sujeta y tras cuatro meses de uso ininterrumpido, aun no he tenido ningún susto. Toquemos madera…

Aquí se puede observar cuál es el sistema que posee la pulsera. Sencillo pero algo complicado de usar.
Aquí se puede observar cuál es el sistema que posee la pulsera. Sencillo pero algo complicado de usar.

Para terminar este apartado, me gustaría destacar algo negativo, pero que no lo es por culpa de Fit Bit o por problemas de construcción, si no más bien por el material con el que está compuesto. La goma/silicona que viste la pulsera acaba marcada tras su uso, notándose un desgaste por los laterales que van afeando el cuantificador poco a poco, y por ello, la necesidad de comprar recambios de la pulsera para así mantener su estética algo más cool (si es que es cool un trozo de goma enrollado en nuestra muñeca, claro).

  • Precio y contenido de la caja

El precio actual de Fit Bit Flex es de 99,95 Euros, estando disponibles en una gran cantidad de colores. Se puede adquirir en cualquier gran superficie como la Fnac, Media Markt o el Corte Inglés, por poner unos ejemplos. En la caja os vendrá la pulsera en dos tamaños, adaptándose mejor una u otra según como sea vuestra muñeca. A su vez, también os vendrá la base de carga donde colocaréis el sensor. y un manual que os ayudará a dar vuestros primeros pasos con la pulsera.

  • Conclusiones

Fit Bit Flex se trata de una pulsera sencilla, cómoda y que no engaña. Te da justo lo que necesitas, sin alardes de ningún tipo ni pantallas a todo color. Se vale con una hilera de cinco leds que van iluminándose paulatinamente conforme vamos completando nuestro objetivo. Junto a ellos, una aplicación en nuestro Android o iPhone nos permitirá observar toda nuestra actividad representada de forma fácil y clara. Para mi, es una propuesta muy buena para todos aquellos que busquéis una motivación que os ayude a salir a la calle o al parque a dar un paseo diario.

NOTA / 8

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s