Cuestión de resolución

Vivimos tiempos de locura tecnológica. Me explico. Actualmente, cuando te compras un móvil nuevo, a los pocos meses ya ha pasado a ser un dinosaurio respecto a otros teléfonos aparecidos posteriormente. Esto ocurre con todos los productos de tecnología que se venden a día de hoy. Un ordenador, una tablet, un cuantificador, una televisión, una lavadora o hasta una aspiradora. Da igual lo que te compres, en poco tiempo, cualquiera de los productos aquí citados, acabarán pasados de moda, y te acordarás de ese día en el que te dejaste medio sueldo en comprar la última novedad. ¿última hasta cuando?.

Las novedades en el sector de la tecnología se suceden a ritmo vertiginoso. Y si no hay grandes avances, las compañías se encargan de hacernos pensar que nuestro smartphone (por poner un ejemplo) ya es algo obsoleto y necesita un reemplazo generacional. En esta entrada que aquí empieza, me gustaría hablar sobre una de las características que más usan las multinacionales para hacer vernos que sus nuevos teléfonos, tablets o televisores, son una clara evolución respecto a lo que tenían hasta entonces. Centrémonos en la resolución de sus pantallas, prestación de moda seguida por la mayoría de fabricantes para seguir destacando por encima de sus rivales, y como ya he repetido anteriormente, hacernos creer que el tablet, móvil o televisor que compramos hace medio año, ya es algo arcaico.

  • Píxeles por pulgada (PPP)

Una pantalla está formada por píxels, los cuales se tratan de la unidad más pequeña representada en un display. A su vez, la separación existente entre dos píxels se conoce como dot pitch, es decir,el tamaño del punto que separa ambos píxels . Cuanto más pequeño sea este punto, mayor nitidez tendrá la imagen representada en la pantalla, y por ello, mayor resolución tendrá.

PPI o PPP, da igual el término usado. Lo que si cambia y mucho es la nitidez de estos píxeles. Cuántos más PPP, más resolución tendremos.
PPI o PPP, da igual el término usado. Lo que si cambia y mucho es la nitidez de estos píxeles. Cuántos más PPP, más resolución tendremos.

Tras hablar de lo que son los píxels, me gustaría hablaros sobre uno de los parámetros más utilizados para valorar la nitidez de una pantalla. Esta unidad de medida, muy usada actualmente por la mayoría de medios tecnológicos, ayuda al consumidor a saber cómo va a verse una imagen en la pantalla de su nuevo teléfono o televisor, por poner un par de ejemplos. Los PPP, o mayormente conocidos como Píxels por pulgada, nos permiten medir la resolución de la pantalla respecto al tamaño en pulgadas de esta. Los PPP contarán los píxels que hay en vertical como en horizontal. El resultado final de esta medición, nos dará información sobre la resolución de la pantalla que tengamos delante.

El punto entre píxels es algo muy importante de cara a mejorar la resolución. A la izquierda, una TV antigua. A la derecha, un TVHD.
El punto entre píxels es algo muy importante de cara a mejorar la resolución. A la izquierda, una TV antigua. A la derecha, un TVHD.

Para poneros un ejemplo, basta con que os nombre Retina Display. ¿Os suena, verdad? Se trata de la tecnología usada por Apple en sus teléfonos, tablets y también en algunos de sus ordenadores. Es conocida porque cuando fué presentada, concretamente en el año 2010, Apple aseguró que se llegaba al límite por el cual, el ojo humano ya no sería capaz de distinguir los píxeles gracias a su alto grado de ppp. En concreto, se anunció que el iPhone 4 aparecido en ese momento, contenía en su panel un total de 326 ppp, una medida muy alta para la época que lo hacía destacar por encima de sus rivales, los cuales aun presentaban paneles por debajo de los 300ppp, o como mucho, en el caso del Samsung SIII, 306 píxels por pulgada.

EJEMPLOS DE (PPP) EN MÓVILES DE 2014

Samsung Galaxy S5 – 432 ppp (FULL HD)

Sony Xperia Z3 – 432 ppp (FULL HD)

LG G3 – 534 ppp (QUADHD)

Xiaomi Mi4 – 441 ppp (FULL HD)

Las diferencias entre los distintos tope de gama de las principales firmas del mercado, no son demasiado abultadas, únicamente el G3 de LG se desmarca algo de sus rivales al incoporar por vez primera un panel QUAD HD, es decir, 1440×2560 píxeles. Muchos usuarios y críticos del sector, destacan lo bien que se ven las imágenes o vídeos en el nuevo buque insignia de LG, pero también aseguran que hay poca diferencia respecto a lo mostrado en un panel FULL HD.

  • Carrera hacia resoluciones absurdas

Como ya he dicho en otras entradas publicadas en este blog, hay muchas cosas absurdas que por alguna razón, acaban por ponerse de moda y ser un éxito. Ya hablé en su momento de cómo los teléfonos han ido adoptando pantallas cada vez más y más grandes (y parece que la cosa seguirá creciendo). Pues bien, no contentos con hacernos llevar un phablet, ahora también nos quieren hacer creer que una pantalla QUAD HD es una clara evolución respecto a las ya asentadas FULL HD. ¿De verdad se nota la diferencia? Vamos a verlo en la imagen de abajo.

La imagen de la izquierda, FULL HD. La de la derecha, QUAD HD. ¿Hay suficiente diferencia?
La imagen de la izquierda, FULL HD. La de la derecha, QUAD HD. ¿Hay suficiente diferencia?

El tema de la resolución es lo que se lleva actualmente y no hay nada que pueda parar esta nueva moda. Pronto veremos defensores del QUAD HD destacando lo borroso que se ve una pantalla con resolución 1080p (FULL HD, vaya), mientras que también habrán los típicos que defienden la resolución actual como la más consecuente en un smartphone o tablet. Por no hablar de los televisores, cuyas pantallas ya están mostrando resoluciones conocidas como 4k, es decir, 4096 × 2160, una auténtica barbaridad que poco a poco va extendiéndose como algo normal en los televisores tope de gama.

¿Necesitamos estas resoluciones? Personalmente opino que no. Si hablo de la televisión,  los canales que forman parte de nuestra parrilla televisiva aun emiten en HD, es decir, a 720p, por lo que una televisión con tal cantidad de píxeles por pulgada se me antoja una tontería, ya que no tenemos contenido con el que poder sacar provecho a tal monstruosa resolución. Vale, quizás algún BLURAY, ¿pero pagaremos el dineral que valen por ver cuatro películas contadas? Lo mismo lo podemos aplicar a los smartphone o tablets. A día de hoy hay varios integrantes en la liga del QUAD HD. Los más famosos son el LG G3, el nuevo Samsung Galaxy Note 4, o el recién presentado Nexus 6. ¿Quién necesita pantallas con esta resolución? Es más, muchos destacan que por el hecho de contar con estos paneles, las baterías duran menos que las de sus anteriores productos, por lo que las ventajas de las que nos hablan, quedan cada vez más tapadas por los inconvenientes que presentan.

Galaxy Note 4 y LG G3, dos de los smartphone equipados con un panel QUAD HD (1440X2560p)
Galaxy Note 4 y LG G3, dos de los smartphone equipados con un panel QUAD HD (1440X2560p)

¿Seguirá creciendo la resolución de las pantallas? Es probable, quizás ahora pasaremos una época de relativa calma hasta que el QUAD HD en los móviles y tablets, y el 4k en televisores, acabe asentándose. Sin embargo, una vez todo el mundo ya tenga en casa productos que equipen paneles con esta cantidad de píxels, las compañías nos harán creer que de nuevo, debemos cambiarnos a los 4K si hablamos de productos móviles, y 8K en lo que a televisores y monitores se refiere. Lo dicho, siempre hay motivos por los que venderte un nuevo producto. Depende de ti el aceptar el ritmo imparable del mercado, o creerte que con una pantalla qHD (960 x 540, la mitad de Full HD) como la que monta mi móvil ya vas tirando. Yo no me quejo, pero sí que tras usar el teléfono de mi pareja o el Note 2 de mi padre (HD, 720p), veo que mi smartphone palidece a su lado.

Acabando aquí la entrada, me gustaría dejar clara una cosa. No estoy en contra de la evolución, creo firmemente en las mejoras que se van aplicando a todos los productos, sean tecnológicos o no. Sin embargo, sí estoy algo en contra de que mejoras inútiles a día de hoy, sean promocionadas como el no va más haciéndonos creer que lo que tenemos no vale un pimiento. Soy el primero que quedó sorprendido cuando se encontró cara a cara con un LG G3 en una reconocida tienda de electrónica, pero pensando fríamente, me hice la siguiente pregunta. ¿Necesito una pantalla como esta? Miré el movil que había a su lado, un nuevecito Galaxy S5, y con su panel FULL HD flipé de la misma manera. ¿Respuesta? No, a día de hoy no la necesito, en un futuro veremos.


  • RESUMEN RESOLUCIONES ACTUALES EN MÓVILES

qVGA – 240X320p / Apenas quedan móviles en la actualidad con esta bajísima resolución

qHD – 540x960p / Muchos teléfonos de gama baja equipan un panel de este tipo. Mi BQ Aquaris 5 lo monta.

HD – 1280x720p / La gran mayoría de teléfonos de gama media equipan una competente pantalla de este tipo.

FULLHD – 1920x1080p / Hasta ahora, los gama alta han hecho uso de un panel así.

QUADHD – 1440x2560p / La nueva resolución de moda. Por ahora, pocos smartphone equipan una de estas pantallas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s