El arte del remasterizado

La llegada de una nueva generación de consolas acostumbra a llevar consigo el nacimiento de nuevas sagas de vídeo juegos que saben aprovechar las avanzadas características de los nuevos sistemas. Sin embargo, en la generación actual, las cosas han cambiado y mucho. Y no a bien, más bien al contrario. En esta entrada os hablaré sobre cómo sacar máximo rendimiento económico a un juego que ya nos vendieron hace relativamente poco, pero que con cuatro retoques en la mayoría de los casos, nos venden como última novedad por segunda vez.

  • ¿Qué es una remasterización?

Tras esta complicada palabra se esconde algo muy sencillo de explicar. En el caso que ocupa este artículo, los vídeo juegos, una remasterización se trata de una segunda juventud para un juego que ya fué lanzado al mercado hace un tiempo. Hasta hace poco, los títulos remasterizados eran aquellos que habían aparecido hace muchos años, normalmente en consolas que ya han abandonado desde hace tiempo su distribución, y por lo tanto, la forma de hacerse con el título en cuestión es algo harto difícil. Ejemplos hay muchos, como el Zelda Ocarina of Time, aparecido en la ya lejana Nintendo 64 y que hace un par de años más o menos, salió en la Nintendo 3DS con un lavado gráfico y con el mejor aprovechamiento por aquel entonces del 3D de la dual screen de Nintendo.

Aquí puede apreciarse el notable cambio visual efectuado sobre Ocarina of Time.
Aquí puede apreciarse el notable cambio visual efectuado sobre Ocarina of Time.

Para resumir un poco los objetivos que debe cumplir una remasterización, empezaré nombrando el más evidente, los gráficos. Los juegos han ido evolucionando con los años, pasando de mostrar modelados y escenarios muy poligonales, a presentar paisajes y protagonistas que por poco no parecen reales. Mejoras en el texturizado, en la carga poligonal, en partículas, en distancia de visionado, en resolución y frames por segundo, son solo algunos de los aspectos que un título llamado «remastered» debe cumplir a nivel visual y técnico. No obstante, hay otros apartados que se mejoran en un título rejuvenecido, como la inclusión de algún modo de juego que la versión original no tenía, una nueva dificultad que lleve consigo un mayor reto, nuevas melodías o incluso un doblaje totalmente nuevo, etc. Son muchos los aspectos a destacar, haciendo que el nuevo lanzamiento del título sea considerado todo un acontecimiento. Por desgracia, como muchas otras cosas en la industria del vídeo juego, tras una buena idea, hay una mala ejecución. Y es de esto de lo que quiero hablar en esta nueva entrada.

  • 6 meses de trabajo para vender de nuevo el mismo juego

Han habido grandes remasterizaciones a lo largo de la historia. Aparte del Zelda mencionado más arriba, quizás uno de los «remastered» más bien valorados por la comunidad de vídeo jugadores ha sido Resident Evil. Juego que trajo consigo el nacimiento del género del survival horror en la ya veterana PSone y que siguió enamorando a todo el mundo cuando unos años más tarde, Capcom presentó el «facelift» en Gamecube. El sufijo que había tras el título del juego era Remake, una palabra que puede hacernos entender que se trata de algo distinto a una remasterización al uso. Sin embargo, hoy día distinguir ambos términos resulta cuanto menos complicado.

A la izquierda, el título original. A la derecha, el aclamado Resident Evil lanzado en GameCube.
A la izquierda, el título original. A la derecha, el aclamado Resident Evil lanzado en GameCube.

Este rejuvenecido Resident Evil presentó grandes novedades respecto a la obra original. No contentos con el subidón gráfico experimentado, dotándole de texturizado de alta calidad, efectos volumétricos como el humo, chispas, niebla y demás, nuevo motor de iluminación, modelados completamente nuevos, y otros aspectos puramente técnicos, la compañía nipona presentó nuevos escenarios no presentes en el título original, y para acabar de redondear la renovación de todo un clásico, se añadieron los Crimsom Heads, zombies letales que debíamos quemar tras matarlos la primera vez para no encontrárnoslos más adelante con una apariencia aun más aterradora y encima con la posibilidad de correr. Como se puede ver, Capcom realizó un exhaustivo trabajo que trajo consigo el título de mejor remake hecho hasta la actualidad. Digamos que la segunda versión superó en todo al original, cosa que viendo como han ido derivando las cosas en la industria de los vídeo juegos estos últimos años, parece improbable que vuelva a ocurrir.

La misma Capcom, compañía que se ganó el favor de la crítica y público tras el lanzamiento de RE Remake, ha sido la encargada de prostituir el concepto original para convertirlo en una sombra de lo que fue en su momento. Todos los juegos remasterizados tras la aparición de esa prodigiosa obra, han ido de más a menos. Muchos han añadido solo un par de novedades insustanciales que no han aportado apenas nada respecto al título original. Lo mismo se puede decir de otras compañías, véase Ubisoft, encargada de remasterizar la mayor parte de sus juegos aparecidos en PS2 y Xbox, a la generación saliente, PS3 y 360. Recuerdo que muchos de sus juegos solo mejoraban la resolución y como mucho, el sonido. Sin embargo, aquí acababan las novedades. Lo mismo podemos decir de juegos como los del Team Ico, dos obras maestras del calibre de Ico y Shadow of Colossus los cuales volvieron a ser editados para Playstation 3, pero que quitando la mejora de resolución, el texturizado (aunque con matices) y la inclusión de trofeos, poco más aportaba a lo visto años antes en PS2. Una pena que nadie haya seguido el ejemplo de Capcom en su momento. Simplemente no hay ganas de mejorar lo ya hecho. ¿Para qué? Si ganarán más dinero de esta forma, cosa que a nivel empresarial tiene todo el sentido del mundo, sin duda.

Aunque las diferencias están allí, realizar una remasterización tan temprana hace que las novedades sean menos notorias.
Aunque las diferencias están allí, realizar una remasterización tan temprana hace que las novedades sean menos notorias.

Actualmente estamos siendo partícipes de algo que ya empieza a cansar a buena parte de medios especializados y también al público. La avaricia recaudatoria de EA, Ubisoft, Square Enix, Capcom, y otras, es tal, que en la nueva generación presentada hace apenas un año, al menos una cuarta parte de los títulos que conforman su catálogo son remasterizaciones de juegos aparecidos ¡hace 1 año o menos! Algunos como The Last of Us, considerado el mejor juego de la generación pasada, ha sido remasterizado para Playstation 4 con un lavador gráfico sustancial, pero no revolucionario. A su vez, se han añadido todos los extras de pago que aparecieron en la versión anterior, y una mejora del rendimiento general del juego para que todo vaya más fluido. ¿El precio? Unos 50 euros. Lo dicho, se gana el doble de dinero mejorando un poco lo ya visto en el anterior lanzamiento, por lo que es normal que Naugthy Dog, dueños de la franquicia, no hayan querido mantenerse al margen de esta nueva política recaudatoria.

  • Cómo no hacer las cosas, y como sí deben hacerse

Hay muchos ejemplos ya mentados en el artículo, pero no puedo dejar pasar algunos casos flagrantes. Sleeping Dogs, sandbox de Square Enix que salió en la anterior generación de consolas y que se ganó el favor del público, fué reeditado hace pocos meses para la actual generación. ¿Cambios? Un mejorado apartado gráfico con cuatro detalles que aun notándose una leve evolución, seguía mostrando vicios arrastrados del título original. Por suerte, al igual que en The Last of Us, vino cargado con todos los extras aparecidos posteriormente en el primer juego. De todos modos, no soy partidario de pagar 60 euros para jugar a un título que ya se puede encontrar por escasos 20 euros en la mayor parte de establecimientos solo por añadir un poco de maquillaje (insuficiente tras haberlo probado) y algunas misiones de más. 

Así si. Rockstar ha conseguido que su remasterización tenga un acabado excelente.
Así si. Rockstar ha conseguido que su remasterización tenga un acabado excelente.

Por otro lado, creo que Rockstar es probablemente una de las compañías que mejor sabe tratar a sus fans. No contentos con haber parido el que probablemente sea el mejor sandbox realizado hasta la fecha, la compañía estadounidense acaba de lanzar al mercado una versión completamente mejorada de su Grand Theft Auto 5. No solo ha pegado un subidón muy notable en lo que a aspectos visuales y técnicos se refiere, si no que a su vez, ha mejorado multitud de detalles que le otorgan a su remasterización un valor añadido del que pocas pueden presumir a día de hoy. ¿Cuáles son? Aparición de la vista en primera persona para jugar como si de un fps se tratase, animaciones desde esta nueva perspectiva completamente inéditas hasta la fecha, posibilidad de conducir todos los vehículos del juego desde una vista interior con todo lujo de detalles, nuevas misiones no presentes en el título original, más de 120 canciones nuevas que se suman a las ya incluidas en el primer juego, nuevos animales a los que poder fotografiar y dar caza, inclusión de vehículos no figurantes en el título aparecido en PS3 y 360, y un larguísimo etcétera que como digo, consigue dar a este relanzamiento un valor del que muchos otros carecen. Así sí, Rockstar.

  • Mi conclusión

Ya he dejado claro a lo largo de la entrada lo que opino sobre la situación actual de las remasterizaciones. Creo que si todas las compañías siguieran el ejemplo de Rockstar, otro gallo cantaría. Por desgracia, los usuarios somos los que debemos hacer fuerza para que la situación cambie, cosa que no veo posible debido a las altas ventas cosechadas por la mayor parte de re-ediciones que han ido poblando PS4 y One estos últimos meses. Si el público compra estos juegos cuyo trabajo detrás es nimio, ¿para qué sacar nuevas sagas que requieran de una inversión mucho mayor? Espero que la situación vaya cambiando a medida que las dos consolas vayan asentándose, o al menos que el precio que nos hagan pagar por estas re-ediciones sea consecuente con el trabajo efectuado por la desarrolladora. Utópico, ¿verdad? Si es que soy un iluso…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s