Samsung ve peligrar su trono

Cuando te acomodas, corres el riesgo de que alguien pueda acercarse sigilosamente y destronarte de tu cómodo sillón. Eso es lo que más o menos le está pasando a Samsung, empresa que desde hace ya unos años ha copado las portadas de revistas, páginas web e infinidad de blogs con sus excelentes teléfonos, tablets e impresionantes televisores. Por no hablar de su gama de electrodomésticos, cuya principal diferenciación respecto a su competencia más directa es la conectividad. Como puede verse, Samsung es una empresa que intenta tocar todas las teclas y una vez forma parte de un segmento, intenta desmarcarse de los demás para ser el referente. Y lo ha conseguido durante mucho tiempo, ¿seguirá siendo así?

Hace unos días, la empresa Coreana anunció sus últimos resultados financieros, y las cifras no fueron buenas. Su división móvil va disminuyendo sus ingresos, y aunque no puede decirse que Samsung esté en peligro, si que se empieza a intuir una pérdida de cuota de mercado y por lo tanto, de los enormes beneficios económicos que durante tantos años le ha reportado esta división.

El lenguaje de diseño de Samsung es reconocible en todos sus productos.
El lenguaje de diseño de Samsung es reconocible en todos sus productos.

El hecho de que las ganancias hayan disminuido (no os quiero aburrir con cifras absurdas), ha provocado un replanteamiento por parte de la empresa Coreana a la hora de presentar sus futuros productos. Así como actualmente en el mercado encontramos infinidad de terminales y tablets que llevan el logo de Samsung, de cara al próximo año fiscal, la compañía se ha propuesto reducir el número de nuevos lanzamientos entre un 25 y un 35% respecto al año que dejamos.  ¿Repercutirá esta maniobra en las arcas de la empresa? Como siempre digo, el futuro es incierto, pero lo que si está claro es que el hecho de lanzar menos terminales, hará que se invierta menos dinero en fragmentar la gama con decenas de productos clónicos, y por lo tanto, el dinero ahorrado con esta reestructuración, podrá ser convenientemente invertido en teléfonos de mayor calado como la familia Galaxy S o los Galaxy Note, los dos tope de gama que a su vez, son los que reportan más beneficios a Samsung.

  • Posibles causas. Su diseño

Intentando encontrar el motivo por el cual Samsung cada vez vende menos, he llegado a la conclusión de que uno de los que más puede estar repercutiendo en la actual marcha de la compañía, es la estética de sus productos. ¿A qué me refiero? Es muy fácil. Desde que se presentó el Samsung Galaxy SII, la firma Coreana ha ido adaptando el diseño presente en el terminal de 2011 a todos los terminales aparecidos posteriormente. Algunos han presentado un aspecto algo más redondeado, otros con un grosor ínfimo, alguno se ha desmarcado con el uso de bordes metálicos, pero a la postre, todos y cada uno de los terminales o tablets que han ido saliendo al mercado en estos últimos 3 años, han pecado de presentar un diseño a todas luces caduco. 

El note 3 y el Note 4 son casi idénticos salvo por el uso de metal en el nuevo terminal.
El note 3 y el Note 4 son casi idénticos salvo por el uso de metal en el nuevo terminal.

Actualmente, como máximos exponentes encontramos el Galaxy S5, el Galaxy Note 4, el Galaxy Alpha y en tablets, la Galaxy Tab S de 10,5″. Si analizamos el aspecto de estos cuatro productos, veremos que el aire de familia existente es total. Todos comparten el ya clásico botón físico, los mismos bordes rectangulares (lo redondeado ya no se lleva), la misma disposición de la cámara y el flash, e incluso el S5 y la Tab S, comparten el mismo acabado posterior en forma de plástico perforado.

Como ya hablé en otra entrada, el aire de familia es algo importante de cara a que el consumidor pueda reconocer tus productos de un simple vistazo. El problema viene dado cuando el diseño que usas en tus terminales y tablets, apenas ha variado en 3 años. Lo que causa en el consumidor es una sensación de «más de lo mismo», sentimiento que puede derivar en que la persona que se estuviera planteando la compra de un Samsung, acabe por cambiar de compañía buscando un diseño diferente, más fresco. Y eso, amigos, es algo que como digo, puede ser un factor importante en la disminución de las ventas de la firma Coreana.

  • Pocas novedades destacables

Quizás debido al inmovilismo presente en sus diseños, Samsung ha intentado en sus últimos productos añadir algunas características que permitan recobrar el interés del consumidor. Algunos como la implementación del lector de huellas dactilares o el sensor de ritmo cardíaco, han sido dos características muy promocionadas por la multinacional estos últimos meses. Sin embargo, la pregunta es recurrente. ¿Son suficientes como para que el público desee tu producto? Lo dudo. Me cuesta creer que alguien se interese por tu último teléfono por incorporar detalles como los citados. Son características que suman, pero que no destacan (al menos según mi punto de vista).

El sensor de ritmo cardíaco ha sido promocionado como una gran novedad. ¿Lo es realmente?
El sensor de ritmo cardíaco ha sido promocionado como una gran novedad. ¿Lo es realmente?
  • Sus rivales también cuentan

He empezado la entrada haciendo referencia a un rey que duerme plácidamente en su trono sabiendo que nadie podrá sacarlo de allí. Y creo que el símil con Samsung es perfecto. La situación de la multinacional Coreana es muy parecida, ya que de pasar a reinar con absoluta autoridad, actualmente firmas como Xiaomi (ya os hablaré de ella pronto), Motorola, LG o la renacida Sony, hacen que el mercado cada vez esté más disputado, y que por ende, tus productos deban ofrecer algo más que los demás para ser considerados como firme opción de compra.

Firmas como Xiaomi cada vez destacan más y hacen peligrar el acomodo de Samsung. El Mi4 de la foto es su actual buque insignia.
Firmas como Xiaomi cada vez destacan más y hacen peligrar el acomodo de Samsung. El Mi4 de la foto es su actual buque insignia.

Samsung debe tener en cuenta que las cosas ya no son como hace 3 años. Antes, la única que podía causarle verdaderos estragos era Apple, pero hoy día, ya no solo los de Cupertino son los que pueden hacerles daño. Muchas otras firmas que por aquel entonces no tenían apenas representación en el segmento, están actualmente en disposición de hacerse con el trono que tan cómodamente mantenía el rey.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s