Hablemos del código QR

Hay muchas tecnologías que llegan y desaparecen en un santiamén. No es el caso de los códigos QR, de los cuales hablaré hoy. Este peculiar código, usado en envases de yogures, latas de refresco, en páginas de revistas, o incluso en carteles publicitarios, se inventó en el ya lejano 1994 por una subsidiaria de Toyota conocida como Denso Wave, empresa que al igual que su hermana mayor, era Japonesa. Sin embargo, el uso inicial que se le dio al código QR difiere bastante del que conocemos la mayoría de los mortales. ¿Queréis saber más sobre ellos?

  • Inicios relacionados con el mundo del automóvil

Siempre que escribo entradas como la presente, me sorprendo al aprender cosas que hasta entonces creía, serían de otra manera. Los códigos QR llevan mucho entre nosotros. No obstante, ingenuo como soy, creía que el nacimiento de estos códigos era relativamente cercano. Me equivocaba. Denso Wave empezó a aplicar esta tecnología hace 20 años atrás para controlar diferentes áreas de la industria automotriz, tales como supervisar los repuestos de los que contaba la empresa o incluso en los propios vehículos, en cuyo proceso de fabricación se le asignaba un código QR para comprobar diferentes parámetros. Su uso ayudó a agilizar muchos procesos que hasta aquel entonces, requerían de un gasto de tiempo que las empresas no  podían permitirse. Por ello, era cuestión de tiempo que esta tecnología fuera ganando en popularidad, y así, su uso no se limitara únicamente a procesos y controles meramente industriales. Su expansión al público era cuestión de tiempo.

  • Los smartphone nos descubren el código QR

En muchas entradas de Tecnoglaerd os hablo de teléfonos móviles, tablets o incluso del fenómeno del momento, los wereables. ¿El motivo? Muy simple. Han cambiado la forma en la que nos relacionamos. Hoy día, nombres como Facebook o Twitter forman ya parte de nuestro vocabulario. Al igual que frases como «envíame un whatsapp» o «retuitea esta entrada», Son cosas que desde hace poco, ni tan solo existían. Sin embargo, la tecnología avanza a ritmo de crucero y con ella, la sociedad cada vez vive más conectada.

El diseño del código QR es conocido ya por todos. Los tres cuadrados que hay en tres de sus equinas, permiten el posicionamiento del código frente a un lector.
El diseño del código QR es conocido ya por todos. Los tres cuadrados que hay en tres de sus equinas, permiten el posicionamiento del código frente a un lector.

Esta retahíla de aparatos, ha traído consigo la aparición de millones de aplicaciones que nos han permitido tenerlo todo más fácil. Algunas nos sirven para ver cuánto tiempo tardará en llegar el transporte público. Otras nos permiten chatear gratuitamente con quién queramos. Algunas, nos muestran completos mapas con los que poder orientarnos mejor. Y para aquellos a los que les guste compartir su vida como si de un reality show se tratara, tenemos muchas aplicaciones dedicadas a colgar nuestras fotos, vídeos o lo que queramos. Como veis, en la variedad está el gusto. Es difícil que alguien se sienta excluido. Hay aplicaciones de todo y para todos, por lo que siguiendo con la filosofía de hacerlo todo más fácil, llegaron los códigos QR al gran público.

Su uso actualmente es muy diverso. Algunas campañas de marketing son tremendamente originales.
Su uso actualmente es muy diverso. Algunas campañas de marketing son tremendamente originales.

Muchos, entre los que me incluyo, supimos de su existencia gracias a la revolución vivida con el nacimiento de los teléfonos inteligentes. Con ellos, aparecieron centenares de aplicaciones cuyo único uso era el poder utilizar la cámara de nuestro flamante smartphone como lector de códigos QR. Hoy día, si te das un paseo por Google Play (si, tengo un teléfono con Android), podrás observar la gran cantidad de aplicaciones que hay de este tipo. La más famosa, conocida como QR Droid Code Scanner, indica que podremos usar la cámara de nuestro móvil para escanear artículos de compra, comparar precios, leer críticas de productos, aprovechar descuentos y vales tras su previa lectura, escanear un cartel publicitario y recibir noticias sobre ese producto o película promocionado, etc.

  • Su expansión llega hasta las revistas y periódicos

Hace años se creía que los periódicos, revistas y otros artículos de papelería acabarían sucumbiendo a lo digital. No obstante, aun quedan muchos románticos (si, también me incluyo en esta categoría) los cuales aun compramos revistas tradicionales. Lo curioso es que todas las publicaciones que podemos encontrarnos en el kiosko, también están presentes en la red de redes, y además, la información expuesta en el papel, muchas veces se complementa con vídeos que ayudan al usuario a conocer mejor la noticia que se está narrando. ¿Y los códigos QR que papel juegan en todo esto? Pues uno muy importante. El de expandir la noticia escrita en la revista o periódico mediante el escaneo del código QR correspondiente. Con ello, aparte de lo que hayamos leído en el artículo, podremos saber nuevos detalles de la noticia de forma actualizada, y en muchos casos, con vídeos ilustrativos.

  • Algunos detalles más

Todos conocemos los códigos de barra tradicionales. Esos que desde siempre hemos encontrado en productos básicos como comestibles, libretas, ropa, etc. No obstante, con la aparición de los códigos QR, las cosas han cambiado un poco. Los códigos de barras siguen usándose (se conocen como código EAN), pero ahora ya no están solos.

Algunos comercios hay llegado a usar como principal reclamo uno de estos códigos para llamar la atención de la gente.
Algunos comercios hay llegado a usar como principal reclamo uno de estos códigos para llamar la atención de la gente.

El código QR lleva codificado en su interior una gran cantidad de información muy superior a la almacenada por los códigos tradicionales. A su vez, a diferencia de otros, el uso de códigos QR no está regulado por ninguna patente, por lo que su uso es libre y cualquiera puede generar un código para uso enteramente personal. ¿Interesante, verdad?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s