Análisis / The Last of Us

Hoy es un día muy especial en Tecnoglaerd.com. La razón no es otra que el análisis que hoy os traigo. Un artículo dónde os hablo del que probablemente se trate del juego que más me ha marcado en los casi veinte años de vídeo jugador que llevo ya en la espalda. Un título que sabe llegar al corazón del usuario con un argumento magistralmente narrado, un apartado gráfico de aúpa, un doblaje sencillamente soberbio y una jugabilidad a prueba de bombas cuya mayor virtud es saber conjugar lo mejor de distintos juegos y géneros. Os puedo asegurar que The Last of Us no os dejará indiferentes. ¿Vamos a ello?

  • Un mundo sin ley

El contexto en el que nos pone la desarrolladora Americana es escalofriante. Un hongo conocido como Cordyceps ha mutado, pasando no solo de afectar a insectos como las hormigas, a hacerlo también a los humanos que entren en contacto con sus esporas. Este hongo, real como la vida misma, controla a sus huéspedes hasta hacerlos morir. Utiliza sus victimas como «transporte» para ir expandiéndose por el territorio, infectando a otras especies por el camino. Como véis, imaginar un futuro en el que la raza humana ha sido casi extinguida por un hongo así, es cuanto menos aterrador. Pues bien, estas son las cartas que usa Naugthy Dog para contextualizar la aventura que protagonizarán nuestros dos protagonistas, Joel y Ellie, dos personajes que durante las quince horas que dura el desarrollo, iremos conociendo mejor. Os aseguro que  con el tiempo, les cogeremos verdadero afecto y cariño, sobretodo destacar el importantísimo papel que jugará nuestra compañera, Ellie, de solo catorce años. Remarco su edad debido a que la tragedia que ocupa el primer plano de la aventura, ocurre veinte años antes, por lo que muchas de las cosas que consideramos cotidianas, las desconocerá y nos preguntará por ello.

El mundo devastado de The Last of us es aterrador y a su vez, hermoso.
El mundo devastado de The Last of us es aterrador y a su vez, hermoso.

Por suerte, aun imperando el caos y el desorden, existen aun ciertos rincones en los que impera la tranquilidad. Estos lugares son parecidos a los famosos guetos. En ellos, se tiene un control total de la población, quién entra y quién sale, usándose incluso cartillas de razonamiento con el fin de llevar un buen control de los alimentos. No es raro por lo tanto, encontrarnos muchísimos controles y vigilancia, cosa que en principio debería tranquilizar a la población, pero también es importante destacar que el no acatar las normas, conllevará un castigo variable según la gravedad de la situación.

Sin embargo, fuera de estos pequeños reductos de «normalidad», el mundo que conocemos no se parece en nada a lo que estamos acostumbrados. La naturaleza ha devorado edificios, la vegetación ha cubierto el asfalto de las carreteras, los coches se han oxidado tras tanto tiempo a la intemperie. No obstante, de todas las cosas que han cambiado en el exterior, lo más destacable es el silencio, un silencio sepulcral que invade cualquier rincón fuera de las zonas controladas aun por el ser humano. Silencio que unicamente es roto por las pisadas de ladrones y otros milicianos que intentan sobrevivir por su cuenta, o bien, aun peor, por los chasquidos de unas criaturas conocidas como chasqueadores, monstruos antaño humanos que contaminados por el hongo Cordyceps, han perdido toda humanidad para convertirse en aterradoras figuras que vagan sin destino ni objetivo alguno.

  • Joel y Ellie, una pareja inseparable

La relación de los dos protagonistas es uno de los mayores atractivos del título. Su forma de relacionarse entre ellos y con los demás irá cambiando a medida que el desarrollo vaya avanzando. Ellie pasará de ser una chica decidida pero asustadiza, a toda una guerrera que lucha por sobrevivir, mientras que Joel, evolucionará de una forma algo más significativa, pasando de ser una persona de temperamento frío y áspero, a presentarse como una persona con un gran corazón y un desarrollado sentimiento paternalista, mostrándose cada vez más afable con Ellie. Algo de lo que nosotros seremos auténticos partícipes, tanto visualizando unas cinemáticas con un sobresaliente nivel como haciendo uso de ciertos botones contextuales los cuales podremos hacer uso a lo largo de la aventura para entender mejor todo lo que nos rodea.

Probablemente Ellie se trate de uno de los personajes más queridos por el sector del vídeo juego. Su coraje y su valentía no tienen rival.
Probablemente Ellie se trate de uno de los personajes más queridos por el sector del vídeo juego. Su coraje y su valentía no tienen rival.

Decir que el papel de los dos protagonistas de Tlou no es testimonial. No es una obra donde los protagonistas son la excusa perfecta para avanzar en un desarrollo plano y evidente. Su personalidad, su pasado, su relación y todos sus actos son plenamente naturales, con mucha cohesión, haciendo que al finalizar el juego, pensemos en Joel y Ellie como dos personas reales, y por lo tanto, sintiendo hacia ellos sentimientos que hasta ahora pocas veces nos habían hecho sentir los personajes de un videojuego.

  • Jugabilidad

Un desarrollo que mezcla lo mejor de varios géneros. Por una parte, podríamos clasificar Tlou como un TPS, es decir, un Third Person Shooter, debido a que haremos uso de armas de fuego desde una vista sobre el hombro. A su vez, las coberturas y el diseño de los escenarios nos recordarán irremediablemente a los que ya vimos en la trilogía Uncharted, cuyo desarrollador es el mismo que el título que nos ocupa. No obstante, aquí se acabarían las similitudes con cualquier otra obra, propia o ajena, que inunda el mercado de los videojuegos. Por suerte, Naugthy Dog ha parido una obra maestra, un juego que aunque guarde ciertas similitudes con otros títulos, sabe cohesionar cualquier detalle para que el resultado sea muy superior a lo visto hasta ahora.

La inquietante presencia de los infectados por el hongo cordyceps, hace que el avance en la aventura sea tenso y agobiante en según que momentos.
La inquietante presencia de los infectados por el hongo cordyceps, hace que el avance en la aventura sea tenso y agobiante en según que momentos.

El simple hecho de disparar, es algo que ya tenemos muy visto en esto de los videojuegos. El hacer click al botón correspondiente para escupir una ingente cantidad de balas es lo más normal del mundo, siendo en los anteriores trabajos de la compañía Californiana, algo muy común. Sin embargo, en el caso que nos ocupa, no lo tendremos tan fácil, y eso se debe a la escasez de balas que habrá a lo largo de la aventura, hecho que estará condicionado a su vez por la alta dificultad que entrañará el vernos frente a frente con los infectados por el hongo Cordyceps, cuya simple presencia amenazará nuestra supervivencia hasta límites críticos.

Bien, ya hemos visto que el simple hecho de disparar a todo lo que se mueva, no funciona aquí. Tampoco lo hará el apretar el botón de Pausa para tomar un respiro. Tlou hace gala de un trabajado menú en el que podemos encontrar los materiales que vamos recogiendo a medida que vamos avanzando. Su uso nos permitirá fabricar ciertos objetos, tales como cocteles molotov, botiquines, bombas de humo, dagas, y una gran cantidad de utensilios que nos ayudarán a ir avanzando en la aventura. Sin embargo, para fabricar todos estos objetos, deberemos hacerlo en tiempo real, por lo que será recomendable hacerlo cuando no exista ninguna amenaza a nuestro alrededor.

La relación existente entre los protagonistas de The Last of Us, es probablemente uno de sus mayores atractivos.
La relación existente entre los protagonistas de The Last of Us, es probablemente uno de sus mayores atractivos.

El juego mezcla momentos de tiroteos (comedidos, eso si) con otros algo más pausados, donde el uso del sigilo se torna de capital importancia. Evidentemente, y dada su peligrosidad, cuando nos enfrentemos a los infectados, deberemos intentar no hacer ruido alguno, por lo que el uso de armas está totalmente desaconsejado (aquí el punto que lo diferencia totalmente de la mayor parte de los TPS). Para ello, podremos recoger del suelo ciertos objetos que nos facilitarán nuestro avance, tales como ladrillos o botellas de cristal. Al equiparnos con ellos, podremos tirarlos hacia una dirección concreta, consiguiendo así que los enemigos vayan a investigar el ruido provocado y por lo tanto, evitar que nos descubran.

Como véis, no es un juego frenético. Las acciones son pausadas, dando mucha importancia al estudio del escenario para así minimizar los daños de nuestros personajes. También se les da mucha importancia a los diálogos entre nuestra pareja de protagonistas, ayudando así a contextualizar mejor el mundo en el que nos encontramos, y fortaleciendo la relación padre/hija entre ambos personajes (no son familia, debo decirlo para no llevar a confusión).

Muchos aspectos como la lucha cuerpo a cuerpo, también cobran una gran importancia, siendo los enfrentamientos con los humanos bastante difíciles debido a una gran IA (inteligencia artificial), los cuales buscarán flanquearnos y buscar así nuestra espalda con el fin de cogernos por sorpresa. Por parte de los infectados, se desaconseja cualquier enfrentamiento, sea el que sea. Sin embargo, el hongo cordyceps no infecta a sus víctimas rápidamente, pasando estas por distintos estadíos bien diferenciados entre sí. Estos, van desde la pérdida de conciencia, pero no de los sentidos como la vista, olfato u oído, siguiendo con la pérdida de visión pero mejora de audición, hasta finalmente mostrar un torso desfigurado acompañado poco después por una hinchazón de toda la zona abdominal que comporta la expulsión de esporas que ayudan a la expansión del hongo.

El apartado técnico del juego es soberbio. Los efectos de luz, texturizado, modelado, ambientación y un largo etcétera de puntos positivos que consiguen hacer de Tlou un auténtico portento gráfico.
El apartado técnico del juego es soberbio. Los efectos de luz, texturizado, modelado, ambientación y un largo etcétera de puntos positivos que consiguen hacer de Tlou un auténtico portento gráfico.

Es importante hablar de los distintos grados evolutivos del hongo, debido a que dependiendo del estadío en el que se encuentre, nuestra actuación deberá ser distinta. Cuando nos enfrentemos a un infectado que se encuentre en una de las primeras fases de la mutación, una lucha cuerpo a cuerpo haciendo uso de tuberías o planchas de acero será suficiente para acabar con él, mientras que a medida que el hongo va haciendo estragos en la fisonomía de sus víctimas, la lucha se volverá cada vez menos aconsejable, teniendo que hacer uso de armas de fuego o bien, dagas, objeto que podremos fabricar y que nos servirá también para abrir ciertas puertas que contendrán valiosísimos utensilios.

  • Apartado gráfico, sonido y doblaje

Acabar el análisis hablando de estos tres apartados es lo mejor que le puede pasar a cualquier amante de los videojuegos que valore una experiencia visual y auditiva sobresaliente. En el caso que nos ocupa, es evidente que Tlou llega al máximo en cada uno de estos tres apartados, empezando por los gráficos, un apartado que hace llegar a Playstation 3 al límite. Parece mentira que la consola de Sony, con siete años a sus espaldas, aun pueda sorprender, pero así lo hace, mostrando un modelado de personajes impresionante (os puedo decir que cuando juguéis, os parecerá estar en otra generación de consolas), unos escenarios llenos de detalles, efectos como el humo, agua y viento perfectamente representados (destacar el agua, un elemento que cada vez parece más real) o un detalle que a mi me encanta, el movimiento del pelo y ropa de los personajes, algo que muchas veces pasa desapercibido pero que en Tlou cobra especial relevancia, ayudando a conseguir un apartado gráfico soberbio.

A caballo o a pié, el juego nos va narrando los hechos como pocos lo han sabido hacer hasta ahora.
A caballo o a pié, el juego nos va narrando los hechos como pocos lo han sabido hacer hasta ahora.

Por otra parte, el sonido también es sobresaliente. Los fx (el sonido ambiente, para que se entienda) roza un nivel brutal. Desde el cantar de los párajos en un bosque, gritos ahogados de infectados, pasos en la lejanía que hacen que la tensión aumente por momentos, el ruido de la lluvia al chocar contra los cristales, el ruido de una lata al ser golpeada por nuestros pasos, el «cloc cloc» de un caballo, cambiando según la superficie que esté pisando. La variedad es tremenda, logrando con ello una ambientación muy conseguida.

Por último, me gustaría hablaros del doblaje. Un doblaje tremendo, lleno de energía, tensión y ternura. Un doblaje que nos sabe transmitir todo lo que sienten y padecen los personajes a lo largo de su viaje. Un doblaje de primer nivel que junto al resto de apartados citados en este análisis, acaban por hacer de The Last of Us un juego redondo. Sin apenas fisuras.

lou2

PD: El análisis de The Last of Us fue colgado hace 1 año en mi anterior blog. Tras abrir Tecnoglaerd.com, he creído oportuno no dejar en el olvido mi trabajo realizado en mi anterior página, por lo que tras una revisión previa, el añadido de algún párrafo nuevo, y la inclusión de imágenes y conclusiones dinámicas, he decidido colgarlo. Espero que entendáis que la narración no sea igual que la actual. Un año da para mucho, por lo que habrán ciertos párrafos que quizás os resulten algo más pesados. Os pido disculpas por ello.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s